26/11/2019
Sección: 
Por

QUE NOS ENSEÑA BOLIVIA

El imperialismo yanqui con sus agencias, la CIA, la DEA, la OEA, por nombrar algunas y sus sirvientes, las derechas neoliberales y racistas del continente, tienen un abanico de posibilidades para desgastar y derribar los procesos populares y/o revolucionarios en América, al sur del Río Bravo.

El golpe orquestado por la CIA y los militares chilenos contra Salvador Allende en Chile, intervenciones militares directas en Panamá y Haití, golpes parlamentarios y judiciales contra Zelaya en Honduras y Lugo en Paraguay, golpe mediatico-parlamentario-judicial contra Dilma en Brasil y elecciones con Lula preso y proscripto.

Sumemos estafa mediatico-electoral con destrucción del aparato productivo y endeudamiento condicionante en Argentina, cooptación de un vice presidente traidor en Ecuador, golpe de estado civico-policial-militar en desarrollo en Bolivia...

Engrosan la lista la frustrada invasión de los mercenarios organizados por la CIA contra la revolución cubana derrotada en Bahía Cochinos y el golpe contra Hugo Chávez, revertido por el pueblo venezolano.

Todas estás variantes y algunas otras que debemos imaginar y anticipar, fueron y serán empleadas por el imperialismo y sus sirvientes locales contra los procesos populares en América.

Bolivia nos enseña que no es suficiente un gobierno popular que desarrolle el país, reduzca la desigualdad y consiga una economía ordenada sin inflación, con crecimiento, ejemplo en el mundo y espejo para otros gobiernos populares

Cabe a estos sustentarse en la organización popular, crearla, fortalecerla y dotarla de los elementos para dar respuesta a los intentos del imperialismo, en todas las circunstancias y en todos los terrenos.

Todos los derechos compartidos